Se llevan los olivos milenarios ubicados en Ulldecona

Se llevan los olivos milenarios ubicados en Ulldecona

Fuente La Vanguardia

La empresa Cultius Ponç, de Sant Celoni, ha comenzado este martes a llevarse los olivos de la finca que tienen en propiedad en el término municipal de Ulldecona, en el Montsià, a pesar del requerimiento del Ayuntamiento para que no se ‘llevaran los ejemplares catalogados como milenarios. Desoyendo la petición del consistorio, desde este lunes, varios camiones entran y salen de la finca que tienen en la partida del Mas del rector con decenas de olivos previamente limpiadas y podadas.

La alcaldesa Núria Ventura ha pide celeridad para crear una norma de rango superior, como la ley de protección que existe en Valencia, y confía en que “en los próximos meses” o bien el gobierno español o la Unión Europea, pongan “una solución sobre la mesa “.

La finca del Mas del Rector, ubicada en la sierra del Montsià, se ha convertido este martes en un ajetreado centro de operaciones de máquinas, camiones y operarios desde este lunes por la tarde. Fue en este mismo momento, precisamente, cuando se detectó el primer convoy cargado con olivos monumentales en dirección a las instalaciones de la empresa en Sant Celoni. Hasta este martes al mediodía, más de una decena de árboles arrancados de la finca han sido ya trasladados.

Algunos olivos limpiados y podados con un operario de Cultius Ponç cavando en el tronco de uno de los árboles, este martes.
Algunos olivos limpiados y podados con un operario de Cultius Ponç cavando en el tronco de uno de los árboles, este martes. (Anna Ferràs / ACN)

Efectivos de la policía local de Ulldecona se han personado en el lugar y han pedido a los responsables del operativo los permisos y la documentación pertinente. También se han dejado ver por la zona dotaciones de los agentes rurales. A priori, sin embargo, y según ha constatado la alcaldesa, el operativo de traslado dispondría de todos los permisos requeridos de Sanitat Vegetal -especialmente ante las restricciones para evitar el contagio de la Xylella Fastifiosa– y del Departament d’Agricultura.

‘Nuestro pueblo es un poco más pobre de lo que era ayer’

“Han consumado la amenaza y lamentamos los hechos: nuestro pueblo es un poco más pobre de lo que era ayer”, lamenta Ventura. Hace justamente una semana, la alcaldesa se reunía con los responsables de Cultius Ponç al mismo Ayuntamiento. Los propietarios de la finca descartaron dar marcha atrás ante el requerimiento municipal. En la finca, el consistorio inventarió nuevo olivos milenarios -más de 3,5 metros de perímetro a 1,3 de altura del suelo- y se acumulan decenas de centenarios. La rapidez con la que han terminado actuando ha cogido de sorpresa el consistorio, que había estudiado diferentes opciones para paralizar la extracción y traslado. “Ha sido todo extremadamente rápido y esto pone dificultades a la administración para emprender un camino u otro pero es evidente que la falta de protección superior, no sólo las municipales, dificultan mucho nuestra tarea”, agrega.

Ventura, en este sentido, reitera así la necesidad de que el Govern, como hizo en su momento la Generalitat Valenciana, apruebe una norma que proteja este patrimonio. No sólo los árboles monumentales de forma individual, sino también el paisaje en su conjunto, como “motor de desarrollo económico futuro” del territorio.

Una máquina retroexcavadora y un camión , este martes, cargando olivos al fondo de la finca que la empresa Cultius Ponç tiene en Ulldecona.
Una máquina retroexcavadora y un camión , este martes, cargando olivos al fondo de la finca que la empresa Cultius Ponç tiene en Ulldecona. (Anna Ferràs / ACN)


Sin embargo, la alcaldesa, quien recuerda que ayuntamientos y Mancomunidad de la Taula del Sénia trabajan desde hace más de diez años preservar este patrimonio, se muestra optimista y considera que aún existen “vías abiertas” para canalizar una solución más allá de una ley de protección. “Actualmente trabajamos también con el Ministerio de Agricultura y otras administraciones en el ámbito europeo, que han valorado mucho el proyecto que llevamos a cabo, y esperamos que en los próximos meses veamos la luz y tengamos una solución sobre la mesa”, subraya.

Desde el municipio se apuesta por mantener las fincas con árboles monumentales

Tanto los municipios como la Mancomunitat han apostado firmemente para que las fincas con árboles monumentales puedan seguir siendo cultivadas para obtener el apreciado aceite de olivos milenarios, como fórmula de valorización de este patrimonio, también en el ámbito de promoción turística del territorio y su paisaje. “Es muy importante que los agricultores no vendan las fincas”, subraya Ventura.

En el término municipal de Ulldecona el consistorio inventarió un total de 1.391 olivos milenarios, las que tienen más de 3,5 metros de perímetro a una altura de 1,3 metros del suelo. De éstas, 53 fueron catalogadas como bien cultural de interés local. Con todo, Ventura recuerda que si se incluyen los árboles de más de 3 metros de perímetro, que en muchos casos podrían ser milenios, la cifra podría llegar a los 3.000.